sefh Informa

Congresos
Divulgación
Noticias
Pacientes
Revista Farmacia Hospitalaria
SEFH

Próximo destino: certificación BPS en Farmacoterapia

El BPS es el “Board of Pharmacy Specialties”, una agencia estadounidense creada en el seno de la American Pharmacists Association (APhA) en 1976. Nació ante la necesidad de responder a los cambios que empezaban a gestarse en la atención sanitaria y en la profesión farmacéutica, con la intención de fomentar y regular la especialización en distintas áreas. De esta forma se establecieron una serie de certificados que reconocen diversas especialidades farmacéuticas, cada una con unos estándares de certificación y recertificación.

Edurne Fdez. de Gamarra, farmacéutica hospitalaria y coordinadora del Programa BPS de Farmacoterapia de SEFH, nos explica en qué consiste el riguroso programa formativo que permite a los farmacéuticos conseguir esta superespecialización en Farmacoterapia.

BPS en Farmacoterapia, una buena oportunidad para aprender, repasar y afianzar conocimientos

Actualmente la agencia BPS ofrece certificados en 12 áreas, siendo una de ellas la de Farmacoterapia general. Este certificado reconoce los conocimientos en las siguientes áreas: Pediatría, Geriatría, Neurología, Psiquiatría, Endocrinología, Nefrología, Nutrición y fluidoterapia, Obstetricia, Cuidados Intensivos, Farmacocinética, Pneumología, Cardiología, tratamiento de soporte en Oncología, Digestivo y Enfermedades Infecciosas.

El programa de certificaciones BPS (incluido el BPS de Farmacoterapia) es exigente, como demuestra el hecho de que proponga una recertificación periódica (cada siete años). Esta puede obtenerse con una prueba de 100 preguntas (equivalente a la primera parte del examen de certificación) o mediante la obtención de créditos de formación continuada homologados por BPS. En España actualmente hay 181 farmacéuticos con alguna certificación en activo, siendo 32 de ellas en Farmacoterapia. Ojalá este número siga creciendo, lo que sin duda contribuirá a una mejor atención farmacéutica a los pacientes.

La preparación del examen BPS en Farmacoterapia es una buena oportunidad para mejorar el abordaje clínico y para conocer y dominar herramientas útiles a la hora de resolver problemas farmacoterapéuticos en la práctica diaria. En Estados Unidos puede proporcionar el acceso a determinados puestos de trabajo, cosa que no ocurre aquí, pero independientemente del reconocimiento curricular que pueda tener, desde mi punto de vista ofrece una buena oportunidad de formación continuada, exigente y de calidad.

¿Cómo se prepara y cómo es el examen?

El material más adecuado para preparar el examen es el que la ACCP (American College of Clinical Pharmacy) publica anualmente en forma de “Preparatory Review and Recertification Courses”. Los cursos están disponibles en la tienda on-line de la ACCP. El formato electrónico proporciona los capítulos de los distintos temas junto con grabaciones (diapositivas y audios) de las clases que se imparten en el “Live Updates in Therapeutics® meeting” (curso presencial que se organiza anualmente en EEUU). Los capítulos tienen un enfoque práctico y clínico, y tanto el material para prepararlo como las preguntas planteadas en el examen se basan en gran parte en casos clínicos. La ACCP también dispone de unos simulacros de examen (“mock exam”), con 175 preguntas con un planteamiento similar a las del examen. Además del material de la ACCP, existen otras opciones para completar el estudio. Una de ellas (la más útil desde mi punto de vista) es la web de High-Yield Medical Education & Courses, que ofrece bancos de preguntas organizados por temas.

El examen consiste en una prueba tipo test con 175 preguntas divididas en dos bloques (100 preguntas a contestar en 2h30mins + 75 preguntas a resolver en 1h53mins, con un descanso opcional de 45 minutos entre medias y sin opción de consultar las 100 primeras una vez se haya salido y vuelto a entrar). Las preguntas no están ordenadas de ninguna manera concreta, se van intercalando preguntas sobre farmacoterapia de distintos temas con otras de estadística, gestión, legislación, etc.

Desde 2013 el examen se hace “on-line” a través de una plataforma a la que se accede con los datos del candidato en la sede de examen. Hay tiempo suficiente aunque tampoco en exceso, así que como en todos los exámenes largos es importante tener un plan para afrontarlo (cuántas rondas, qué preguntas dejar para pensar al final, etc…) para organizar bien el tiempo. ¡Y las preguntas incorrectas no descuentan, hay que contestarlas todas!.

El contenido del temario puede dividirse en tres bloques o dominios, y la representación de cada uno de ellos en el examen es la siguiente: un 60% de las preguntas están relacionadas con la farmacoterapia en las áreas citadas anteriormente, un 25% con bioestadística y diseño de estudios (generación, interpretación y diseminación del conocimiento en farmacoterapia) y un 15% con temas relacionados con el sistema sanitario estadounidense. En la Guía del Candidato se proporciona información sobre las convocatorias, los requisitos, el proceso de solicitud, el examen y los certificados.

Infografía sobre cómo obtener la certificación BPS en Farmacoterapia

Infografía sobre cómo obtener la certificación BPS en Farmacoterapia

La preparación del examen debe plantearse como una carrera de fondo y no como un sprint, es aconsejable seguir un plan de estudio realista, intercalando el repaso de los temas con la resolución de preguntas y dejando para el final los simulacros.

Todos los temas son importantes, pero sin duda una de las claves es dominar la estadística y el diseño de estudios: no es complicada (tal y como se plantea para el BPS), y es una de las áreas en la que más puntos seguros se pueden sacar. ¡De verdad! Creo que conviene hacer las paces con los riesgos relativos y los intervalos de confianza porque compensa (para el examen y para más cosas).

Programa de becas

En 2015 la Sociedad Española de Farmacia Hospitalaria convocó las primeras becas para la preparación y realización del BPS de Farmacoterapia con el patrocinio de Vifor Pharma. Este proyecto está encuadrado dentro de los objetivos del plan estratégico de la SEFH, en el marco de la línea de gestión del conocimiento. Las becas facilitan el material de estudio, las gestiones para la matrícula, el soporte logístico para los desplazamientos y un programa de tutorías en las que participan otros farmacéuticos que han obtenido el certificado recientemente.

Como coordinadora de este proyecto de becas para la obtención del BPS Farmacoterapia os animo a que consideréis este programa formativo como una opción que os permitirá aprender y mejorar habilidades clínicas para identificar, resolver y prevenir problemas relacionados con la farmacoterapia de los pacientes.

Para ampliar la información, no te pierdas la entrada Qué es el BPS y por qué presentarse.

 

Entrada elaborada por:

Edurne Fdez. de Gamarra Martínez

Coordinadora del Programa BPS de Farmacoterapia de SEFH

Farmacéutica adjunta especialista en Farmacia Hospitalaria

Servicio de Farmacia. Hospital de la Sta Creu i St Pau (Barcelona)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

c