sefh Informa

Congresos
Divulgación
Pacientes
SEFH
Sin categoría

¿Qué es el VIH?

¿Qué es el VIH?

Son las siglas de Virus de la Imnumodeficiencia Humana, se trata de un virus que penetra dentro de los linfocitos (los infecta), en concreto de los linfocitos CD4 y el ADN del virus queda integrado (unido) al ADN de la propia célula. A partir de ahí el virus se va replicando e infectando otros linfocitos.
En España se estima que hay unas 150.000 personas con infección por VIH con unos 3.500-4.000 casos nuevos cada año.
¿Cuáles son las vías de transmisión?
Las principales vías de transmisión son:
• Relaciones sexuales de riesgo (sin protección)
• A través de la sangre
• Transmisión vertical (madre-hijo)
Las relaciones sexuales sin protección son unas de las principales vías de transmisión, no solo de VIH si no de otras enfermedades de transmisión sexual como sífilis, papiloma etc… Dentro de la relaciones sexuales la penetración anal es la que conlleva mayor riesgo de infección (debido a que la mucosa, es más frágil) seguido de la penetración vaginal y el sexo oral (principalmente para la persona “que realiza” el sexo oral). En los tres casos la presencia de heridas o sangre, aumenta mucho el riesgo de transmisión. También existe riesgo de transmisión en el caso de “compartir” juguetes sexuales.

Imagen de virus VIH


A través de la sangre, es una de las principales vías de transmisión en personas que comparten jeringuillas y esta presente también en accidente laborales (como pinchazos accidentales en el personal sanitario). También es posible la infección a través de transfusiones de sangre (u hemoderivados), pero en países desarrollados, debido a los rigurosos controles sometidos, la transmisión por transfusiones está prácticamente erradicada.
Transmisión vertical (madre-hijo), durante el embarazo es posible la transmisión del virus de madre a hijo, y también durante el parto. Para reducir el riesgo de transmisión es imprescindible que la madre tome tratamiento antirretroviral y disminuya su carga viral (explicaremos que es la carga viral un poco más adelante). En casos en los que la carga viral no esté controlada, la cesárea programada también puede reducir la probabilidad de transmisión.
En las tres vías (sexual, sanguínea y vertical) la probabilidad de transmisión disminuye de manera espectacular cuando mantenemos la carga viral indetectable, gracias al tratamiento antirretroviral.

¿Qué síntomas puedo tener?
Durante la fase aguda de la infección (la fase donde una persona se acaba de infectar) es posible no tener síntomas, o algunos síntomas inespecíficos similares a una gripe: dolor de garganta, fiebre, dolor de cabeza, mal estar, linfoadenopatías (ganglios inflamados).
Después se pasa una fase de infección crónica asintomática, donde no tenemos síntomas pero el virus sigue la replicación.
Con el tiempo, sobre todo cuando los linfocitos CD descienden mucho, aumenta el riesgo de sufrir infección. Se puede decir que nuestro sistema inmune se ha debilitado, y es mas fácil sufrir distintas infecciones, incluso infecciones que son poco comunes en otras personas.
Algunos estudios han relacionado la infección por VIH con un aumento de riesgo cardiovascular y otros eventos, relacionado con procesos inflamatorios internos producidos por el virus.

¿Existe un tratamiento?
Si, existe un tratamiento, pero actualmente no existe cura.
El objetivo actual del tratamiento es mantener la carga viral (podíamos decir que es el virus en la sangre) indetectable (menos de 50 copias por ml) y mantener una cifra de linfocitos CD4 elevada (por encima de 500 linfocitos por mm3).
Esto se traduce principalmente en una disminución de la transmisión del virus y en una disminución de las infecciones. Además también reduce otro tipos de eventos, como una mejora en el riesgo cardiovascular.
Habitualmente el tratamiento consta de 3 principios activos, aunque en la actualidad y con la potencia de los nuevos fármacos, en algunos casos, es posible la utilización de dos principios activos.

¿Es tan importante el tratamiento? Si, es muy importante que una vez empezado el tratamiento no lo dejemos de tomarlo (se trata de un tratamiento para toda la vida) y que no olvidemos ninguna dosis. Es lo que llamamos adherencia (para saber más sobre la adherencia pincha aquí). No tomar el tratamiento adecuadamente puede hacer que el virus se vuelva resistente al tratamiento.
Actualmente, en las personas con infección por VIH que cumplen correctamente su tratamiento y llevan hábitos de vida saludables, su esperanza de vida se encuentra muy similar a la población sin infección por VIH.

Quiero saber más sobre el tratamiento…
• ¿Cuándo se debe empezar el tratamiento?
Se recomienda iniciar tratamiento en todos los pacientes con infección de VIH (independientemente del número de linfocitos CD o de los síntomas)

• ¿Cuáles son las combinaciones de medicamentos más comunes?
La combinación de medicamentos varía en cada caso, por las características de cada persona y las resistencias del propio virus.
Existen muchas combinaciones de medicamentos que pueden utilizarse y muchas de ellas han demostrado mantener la carga viral indetectable en mas dell 80% de los pacientes después de estar al menos un año de tratamiento.

¿Tienen muchos efectos secundarios?
Como todos los tratamientos si que existen efectos secundarios. Los efectos secundarios son diferentes según la combinación de tratamientos. Algunos de los efectos más comunes son alteraciones del sueño, del humor, nauseas, diarrea y dolor de cabeza

• ¿Pueden interaccionar con otros medicamentos?
Por normal general, los fármacos para el VIH suelen interaccionar con bastantes otros medicamentos. Es imprescindible que hables siempre con tu médico y farmacéutico antes de empezar cualquier tratamiento, incluido productos naturales.

• ¿Quieres saber más sobre algún fármaco en concreto? Ante cualquier duda consulta con tu farmacéutico en el hospital. En breves tendremos disponible nuestra nueva página web para pacientes, donde podrás encontrar información sobre estos medicamentos: como tomarlo, efectos secundarios, interacciones, como conservarlo y otra información que puede resultarte interesante!

¿Qué podéis aconsejarme?
• Se deben evitar las prácticas sexuales de riesgo, utilizando siempre protección
• Mantente informado sobre tu tratamiento, y no dejes de tomarlo, ante cualquier duda habla con tu médico y farmacéutico
• Mantén hábitos de vida saludables y evita hábitos tóxicos como alcohol y tabaco.
• Si necesitas hablar, existen asociaciones de pacientes que pueden ayudarte con tu experiencia.

2 Comments
  1. Responder
    kaila marcano

    Qué año publicaron esta información?

    • Responder
      sefh

      Hola Kaila, este post se publicó el 19 de Abril de 2017

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *