sefh Informa

Noticias
Residentes
Revista Farmacia Hospitalaria
SEFH Pacientes
SEFH Profesionales
Somos SEFH

Beca “Ampliación de Estudios de la SEFH” (X): Maite Bosch en Yale New Haven Hospital, Connecticut (EEUU)

Maite Bosch Peligero, farmacéutica especialista del Hospital Germans Trias i Pujol (Badalona) disfrutó de la Beca “Ampliación de Estudios de la SEFH” 2017/2018 en uno de los hospitales más relevantes de Estados Unidos. Maite pudo vivir una inolvidable experiencia profesional y personal en mayo de 2018 en el Yale New Haven Hospital (YNHH) de Connecticut (EEUU).

 

– ¿Por qué elegiste ese centro y área?

Siempre me ha atraído mucho la idea de viajar al extranjero y aprender de otros sistemas de salud y otras metodologías de trabajo. En el año 2012 tuve la increíble oportunidad de viajar a Londres y realizar una estancia de 2 meses en dos grandes hospitales del National Health Service (NHS).

En esta ocasión, mi objetivo era seguir aprendiendo y ampliar horizontes, por eso solicité una beca para ir al Yale New Haven Hospital (YNHH), Connecticut (Estados Unidos). Además del cambio en la estructura sanitaria respecto a otros países, el programa de formación que ofrecía el YNHH me pareció muy completo y que reflejaba claramente el papel del farmacéutico dentro de un equipo clínico multidisciplinar.

– De las actividades que realizaste, ¿cuáles destacarías?

Mi estancia en el hospital fue de 4 semanas y las rotaciones que realicé contemplaron las áreas de: medicina interna, trasplantes hepático y renal, pediatría, unidad de cuidados intensivos (UCI) neonatal, UCI de neurología, cardiología y psiquiatría.

Debo admitir que aunque mi principal ilusión era ver el área de pediatría y neonatología –y disfruté mucho en esta rotación–, la unidad que más me impactó fue la de trasplantes. Aunque es cierto que España es líder mundial en donación de órganos, el papel del farmacéutico clínico en el YNHH distaba mucho de la actividad que realizamos en nuestros centros. De todo ello, destacaría:

  • Participación activa del farmacéutico en el pase de guardia y el pase de visita médica.
  • Información al alta sobre la medicación que debe tomar el paciente.
  • Protocolo de cambio de tacrolimus de liberación inmediata a tacrolimus de liberación prolongada en pacientes post-trasplantados: el farmacéutico llama por teléfono a los pacientes para hacer el cambio de presentación, monitoriza los niveles de forma semanal y hace modificaciones en la posología del fármaco. Una vez que se alcanzan los niveles deseados el paciente sigue los controles habituales con el equipo médico.
  • Protocolo de control de glicemia en pacientes post-trasplantados: el farmacéutico llama por teléfono a los pacientes para hacer un seguimiento de los valores de glicemia en domicilio y hacer las recomendaciones pertinentes hasta que realicen seguimiento con el endocrinólogo.
  • Programa de formación para pacientes que están en lista de espera de trasplante. Visitas individualizadas por parte de un equipo multidisciplinar (enfermera, farmacéutico, dietista y gerente del centro).
  • El organismo nacional que regula los requisitos de una Unidad de Trasplantes exige que haya un farmacéutico especialista en el equipo mustidisciplinar.

Por último, además de las increíbles rotaciones, vale la pena destacar que en el YNHH se realizaban múltiples actividades formativas de alta calidad (aproximadamente 2 horas diarias). Entre ellas, se encuentran las sesiones monográficas (grand rounds), sesiones bibliográficas (landmark journal club), reunión de farmacéuticos de guardia (pharmacist in charge meeting), debates de temas (topic discussion), revisión de artículos publicados en el último año (journal clubs), presentación de casos clínicos (patient cases) y otras actividades de formación continua (continuing education).

– ¿Qué te ha aportado la experiencia?

Si tuviera que describir este proyecto con una sola palabra, sin duda, sería “experiencia”. Durante este periodo, cada minuto de mi vida ha sido una experiencia a atesorar, un nuevo reto a superar y un recuerdo a grabar en mi memoria.

Desde la preparación del largo viaje, la búsqueda de piso, el primer día en el hospital, conocer al equipo de farmacéuticos con los que iba a comenzar mi formación, observar las diferencias entre el sistema de salud americano y español, aprender de la práctica clínica, ver de primera mano la integración del farmacéutico en un equipo multidisciplinar, aprender de otra cultura, de otra forma de trabajar, de otros compañeros de la profesión y de otros estudiantes de farmacia, conocer gente de diferentes culturas, hacer nuevas amistades, viajar, … todo, sin excepción, son nuevas experiencias que jamás olvidaré.

Todo ello forma parte de un gran proceso de aprendizaje no solo a nivel profesional y laboral, sino también a nivel personal. No tengo palabras para describir todo lo vivido y el impacto tan grande que ha tenido en mí, solo diré que se lo recomiendo a todo el mundo.

– En tu opinión, ¿cómo crees que estos programas de la SEFH contribuyen a nuestro desarrollo como farmacéuticos hospitalarios?

Los programas de ampliación de estudios en centros internacionales contribuyen a nuestro desarrollo como farmacéuticos hospitalarios ampliando nuestros conocimientos, motivándonos a mejorar en nuestra actividad en el día a día y aportando nuevas ideas a implantar en nuestros centros sanitarios.

Por último, me gustaría agradecer la oportunidad que la SEFH, el hospital donde ejerzo y el YNHH me han ofrecido para poder llevar a cabo este proyecto. Con toda seguridad puedo garantizar que, sin su ayuda, esto no habría sido posible y no habría vivido una de las mayores experiencias de mi vida.

 

No te pierdas la memoria completa sobre la estancia de Maite en el Yale New Haven Hospital, Connecticut (EEUU): Memoria Beca SEFH 2017/2018 de Ampliación de Estudios de Maite Bosch Peligero.

 

Accede a otras experiencias de la Beca “Ampliación de Estudios de la SEFH” de 2017/2018:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

c